ImagePaís de Origen: España

Idioma: Latín

Fecha de Edición: Finales del Siglo XVI (entregado en 1584)

Contexto Histórico de la Publicación: Felipe II de Austria fue rey de España, durante su gobierno, que coincidió con la etapa del Renacimiento, el Imperio español llegó a ser una potencia europea en todo el mundo. Fundó el Escorial, donde se encuentra el mencionado Capitulario.

Autores:

Fray Martín de Palencia (Escritor): Monje de la orden de San Benito, escritor de una buena parte de los libros realizados para Felipe II incluido el Capitulario y el Evangelisterio.

Fray Andrés de León (Iluminador): Uno de los frailes escogidos tras una visita de Felipe II como más aptos para escribir e iluminar, por lo que fue enviado a ejercer dicha labor en El Escorial. Sus trabajos se hicieron muy conocidos y valorados en la corte.

Julián de Fuente el Saz (Miniaturista): Otro de los maestros que trabajó en la elaboración del capitulario, inspirado al igual que los dos anteriores en el estilo manierista de Julio Clovio, quien fue considerado uno de los más grandes miniaturistas de su tiempo.

Tipo de Publicación: Se trata de un libro, un códice manuscrito de gran lujo para uso litúrgico.

ImageObjetivo Comunicativo: Libro litúrgico, concebido para que el celebrante anunciara los oficios de la palabra de Dios y diera lectura a las antífonas. Su lugar por tanto estaba no en el oratorio sino el altar de la  Iglesia.

Método de Impresión del original: Manuscrito. Iluminado e ilustrado a mano.

Nombre de la imprenta: Testimonio Compañía Editorial – Editores e Impresores

Método de Impresión del Facsimilar: Convergen varias técnicas, incluidas la reproducción digital y fotomecánica, junto con la impresión mediante múltiples procesos como la serigrafía y la aplicación de láminas de cobre y oro para reproducir los ornamentos metálicos en relieve.

Tipo de Encuadernación: Cosido a mano, encuadernado con terciopelo granate y herrajes plateados. Una lujosa labor de encuadernación de orfebrería.

Sustratos Utilizados: Pergamino para los 162 folios. Tablas y cuero colorado para la encuadernación, además de oro y plata para la cubierta y los herrajes.

ImageTipo de Escritura: Tintas negras y rojas (rúbricas). Escritura humanística redonda. Mayúsculas regularmente en oro y en cuadros con fondo azul, rojo o verde. Letras capitulares de gran tamaño y con motivos florales.

Conclusión: El Capitulario de Felipe II realmente contiene unas muy bellas miniaturas, que no sólo dan fe de la capacidad artística de los monjes en particular que trabajaron en su realización, sino de las tendencias artísticas que se desarrollaban en España a nivel de arte religioso, que allí perduró aún durante el Renacimiento y a la altura del arte de esta época de la historia. En la actualidad quizás no sea tan sencillo llevar a cabo semejante labor, sin embargo las facilidades de elaboración y reproducción de textos e imágenes que ha traído la tecnología ha evolucionado de alguna manera de esa capacidad de diseñar y hacer agradables los escritos desde entonces.

Investigación realizada por: Mauricio Robledo y Sebastián Quintero.

Anuncios