En la investigación realizada sobre la edición facsimilar del “Atlas de Oliva” se encuentran diferentes aspectos que evidencian, su creación, origen, relevancia histórica, contexto y diseño; que de alguna manera nos permite tener un acercamiento al original. Esta obra que contiene 19 mapas que muestran diferentes partes alrededor del mundo, fueron publicados en 1580 en Nápoles por Juan Riczo, un famoso y controvertido cartógrafo que tenía el alias de Oliva, esta compilación de mapas era de gran importancia debido a que en él se encontraban los primeros mapas del nuevo continente.

Featured image La extensión geográfica que abarca este atlas comienza en el archipiélago Egeo o Mediterráneo oriental, pasa al occidental y después al central; intercala un mapamundi; sigue por Turquía, Grecia y el Mar Negro. Dos mapas del Atlántico dan paso a los americanos. Este atlas deja ver diferentes apreciaciones que se tenían del mundo en esta época; el autor muestra con gran decoro su interpretación de la tierra, las intenciones estéticas y la reproducción gráfica de esta obra cartográfica posee un gran valor ornamental y de diseño. La publicación original está hecha en pasta española con orla de hierros dorados en los planos; lomo a la griega con hierros romboidales y flores en los cinco entre nervios; cortes pintados de amarillo. En el recto de la primera hoja se advierte restos de la encuadernación original a la que estaba pegada.

Featured image La edición real de la publicación se encuentra en la Biblioteca del Palacio Real de Madrid, pero antes de esto fue encontrado en la biblioteca del conde de Gondomar; esta publicación en un principio tenía sus hojas pegadas unas con otras, pero con el paso del tiempo fueron despegadas y puestas por separado, a pesar de esto se encuentra en perfecto estado.

Featured image

Featured image

Anuncios