La expansión de los medios audiovisuales implicó explorar otro modo de comunicación mediante el uso códigos gráficos. Esta tendencia impulsó a ilustradores y editores a experimentar con el potencial expresivo de las diversas técnicas, no sólo en cada página, sino en el propio diseño del libro como objeto.  En la actualidad, la era digital, ha traído consigo nuevas formas de interacción con los textos, lo que ha impactado también en la forma de lectura.

El mayor exponente de este nuevo estilo es el libro álbum, un tipo de libro que utiliza dos lenguajes en su narrativa, el texto y la imagen; de manera que el significado se construye a partir de la interacción entre ambos. Del mismo modo el texto y la imagen comparten la labor de expresar o de insinuar significados, se orientan mutuamente: lo que formula el texto nos obliga a fijarnos en la imagen que a su vez, siempre amplía, rebate o matiza lo que expone el texto. Algunos teóricos han explicado que en consecuencia se origina un vínculo de sinergia en la que ambos códigos en unión significan más de lo que lo harían por separado.

A la luz de las dimensiones física, comunicativa y de diseño de una publicación editorial de este tipo, se hace interesantísimo elaborar un ejercicio de observación donde se pueda evidenciar desde la sintaxis de la imagen el comportamiento de cada uno de los componentes que hacen de un libro álbum un producto visible, legible y comprensible para el receptor del mensaje editorial.

La obra literaria el “Diario secreto de Pulgarcito” originalmente titulado “Journal secret du Petit Poucet” es un libro álbum escrito por Philippe Lechermeier e ilustrado por Rébecca Dautremer. La historia que relata este autor francés retoma el tradicional cuento de Pulgarcito escrito por Charles Perrault varios siglos atrás. Philippe Lechermeier le otorga otra mirada a este relato enriqueciendo la clásica historia escrita por Perrault dándole un tono de humor sin alejarse de la realidad, logrando hacer de Pulgarcito, a través de su diario, un auténtico narrador lleno de ingenio.

Rébecca Dautremer por su parte potencia esta obra literaria usando recursos como el collage, el recorte, la fotografía, el gouaché, lápices y hasta pegotes para lograr precisos dibujos con perspectivas y volúmenes que se articulan e ilustran magistralmente el concepto del relato.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Autores:

Lina Montes, Felipe Rodríguez, Felipe Montoya, David Montoya.

Fuentes:

Fecha de consulta: 00 / 00 / 2015

Anuncios