La publicación original se encuentra en el llamado Palacio de Borbón de París; de ahí su nombre. El códice  Borbónico fue hecho por los aztecas, se puede inferir que fue hecho de indígenas para indígenas y luego muchos escribas participaron en la edición de él. Los aztecas fueron una civilización precolombina de la región de Mesoamérica, que floreció entre los siglos XIV y XVI d.c, en el territorio correspondiente del actual país de México.

La intención primera de toda cultura es preservar su existencia sobre la tierra, además de comunicar su conocimiento  dentro de su organización. Su publicación era espiritual y funcionaba también a modo de calendario.

La protopublicación consta de 36 hojas dobladas en forma de biombo, en papel amalt de 410 x 410 mm (papel elaborado utilizando la corteza de árboles). Son páginas de pictografías pintadas a la usanza indígena con contornos en negro y colores como negro, el rojo, amarillo, azul, verde, morado usando pigmentos minerales y orgánicos. Las pinturas se disponen en un esquema en el que hay un cuadro grande a la izquierda, rodeado de dos franjas verticales en el costado derecho y dos franjas  horizontales en la parte inferior, con 7 y 6 casillas respectivamente. Su sentido de lectura es izquierda – derecha y horizontal – vertical ascendente.

El facsímil estudiado es de la editorial COLOFÓN. La edición fue terminado el 28 de mayo de 1981y se produjeron 200 ejemplares. Se usaron sustratos dándole un aspecto que se aproximara a la protopublicación y tintas que se acercaran al original. Se utilizo cartulina Manila Folders de 133 kg, la impresión fue realizada en offset, y se basó en negativos por separación de colores, y con tintas preparadas especialmente siguiendo los tonos de las utilizadas originalmente.

La observación que se empleó para este trabajo de investigación fue la Científica, ya que hubo una previa preparación sobre el tema. Como recurso fundamental hicimos uso de la fotografía, apuntes, consulta y por ultimo una lista de chequeo. Las modalidades de observación que utilizamos fueron: Directa, de quipo o grupo y estructurada.

A modo de reflexión aunque un facsímil es una aproximación a una protopublicación , de cualquier manera queda un sin sabor a la hora de tenerlo físicamente, ya que (aunque no para muchas personas puede ser importante) hace falta las texturas, el olor y hasta el sonido que puede producir el original; pero por otra parte y de manera positiva permite adentrarse en el mundo de publicaciones que datan años atrás y quizás si no hubiese sido por aquellos que recolectaron , reconstruyeron ( para el caso del códice borbónico) el material , este sería un ejemplar desconocido en el mundo de las publicaciones.
Aun así logra causar impacto y admiración a todas aquellas personas interesadas, como nos pasó a nosotras cuando pudimos observarlo por primera vez.

Fuentes de apoyo:
Bibliografía y cibergrafía:

 

Fecha de Consulta:
14, 15 y 16 de febrero de 2017

Autores: María Camila Duque P, Yuly Andrea Henao C, Natalia Marín L, María Camila Vélez H.

Observatorio Gráfico 3 / Grupo: 01 / Periodo 2017-1.

Anuncios